imágenes...

imágenes...
Bicentenario, Lola Mora, R. Arlt, Inmigraciòn, peronismo, Eva, Walsh, Eternauta, Oestherheld, Humor, Soriano, Diego, 2001, Rep, 2010!.

sábado, 28 de agosto de 2010

De historias y libertades varias


Hoy voy a hacer algunas reflexiones acerca de lo que puede observarse en la actual arena política y social de nuestro país, lo primero que surge es una comparación entre un ayer de silencio, ocultamientos y mentiras frente a las actuales discusiones cotidianas en torno a diversos temas que nos definen como sociedad. Esta comparación es completamente favorable a la época actual, hoy se discute "de" política y "la" política, se toman posiciones y definiciones ideológicas antagónicas que tratan de captar apoyos para sus proyectos, aspectos que para algunos sectores ligados a la antipolítica no debieran ser así, por ello caen luego en el lugar común del descrédito hacia el contrincante sin darse cuenta que fomentan el propio. Hablo de la pobre oposición que existe en nuestro país para la cual sólo se trata de boicotear cualquier proyecto que apunte a minar las bases del sistema económico social imperante hasta la crisis de 2001; así se la pasan caminando sobre el peligroso filo que separa al golpismo de su propia disolución política por descrédito y gataflorismo.
En este contexto reaparece con fuerza la discusión sobre lo actuado y hecho desde el golpe de estado del 76 hasta la profunda crisis social que explota en 2001, justamente es lo que está en discusión, esa particular mirada amparada en el neoliberalismo que es responsable de muchos de los males que aún nos aquejan. Muchos se niegan a discutir este agobiante pasado pero no se dan cuenta que cada paso que se está dando para recuperar una mejora para la sociedad entera está manchado de sangre, mentiras y ocultamientos perpetrados tanto durante la dictadura como también bajo gobiernos legítimos que impusieron un disciplinamiento distinto pero con la misma raíz liberal.
Esos 25 a 27 años son los que llevaron a la casi disolución de la sociedad argentina como tal, no es exagerado, piensen en la fenomenal crisis de 2001/2002, la crisis completa de un Estado que había sido vaciado y desguazado ahora no permitía hacer frente a ese momento de crisis extrema.
La ruptura con esa matriz neoliberal no está terminada, el huevo de la serpiente dio sus frutos en muchos políticos, intelectuales y periodistas otrora progres que hoy se descubren y se muestran en una vereda un tanto errónea para sus conocidas trayectorias, no es que lo estemos planteando desde un punto de vista moral, sino que desde la duda que nos deja haberlos conocido haciendo barricadas para pelear contra las "injusticias" de otros momentos hacia los débiles, siendo que hoy van de la mano de los sectores mas concentardos de la economía y retardatarios socialmente, muchos de quienes fueron beneficiarios de las políticas de ajuste social; esa duda en realidad nos lleva a pensar que tal vez no hayan sido "progres" en otro momento sino que eran los "progres" funcionales que el sistema admitía para evidenciar su propia legitimación, pensado en términos de hegemonía sobre las masas al sistema no le modificaba su naturaleza, hasta quedaban pintorescos, el problema es que hoy hacen el ridículo y sabemos bien que hay ciertos lugares de los cuales no se vuelve indemne.

2 comentarios:

Berta la Mamerta dijo...

Buen punto.

Sujeto de la Historia dijo...

Hola Roque
Muy buen texto. Desde hace un tiempo, y cada vez más, me interrogo sobre el progresismo y sobre los "progres". No conozco si existe una o varias definiciones, pero indudablemente existen diversas "clases" de progresistas. ¿Serán progresistas quienes tienen "ideas", declamaciones de adhesión a valores populares, humanitarios, tendientes a la justicia social, pero que llegado el momento de bajar al barro para apoyar los procesos que precisamente van en esa dirección encuentran excusas para oponérsele ?
En el contexto histórico que transitamos, no puede titularse progresista quien comulga con los intereses de Clarín, la Mesa de Enlace, AEA, por más que tenga diferencias con el gobierno nacional. Vos como sociólogo sabés que nuestra sociedad en sus plurales) es muy compleja, pero ciertas cuestiones son básicas, al menos por quienes sabemos que estamos atravesados ideológicamente.
Nos estamos leyendo, ya sea en "El Post Seleccionado" o en nuestros blogs.
Un Abrazo